Hace unos meses se ha abierto un circuito que recorre las zonas más afectadas por el volcán de Cumbre Vieja y que llega a las cercanías del cráter. Este último tramo solo se realiza con guía autorizado, en total unos 6 kilómetros caminando sobre cenizas volcánicas.

Es sobrecogedor el paisaje y pensar todo lo que se ha quedado debajo de esos kilómetros de lava. Les adjunto algunas imágenes de la excursión.

Sin duda, lo menos que podemos hacer este año es visitar La Palma y todas sus maravillas. Sin duda, la Isla Bonita de Canarias.