Lanzarote acogerá la semana venidera una prueba piloto para que las personas que quieran visitar la isla puedan hacerlo de forma segura.

La prueba, que se iniciará el 14 de mayo y tendrá una duración de cuatro días, acogerá a medio centenar de turistas en el Hotel Meliá Salinas de Costa Teguise, una joya arquitectónica de la industria turística.

Los participantes realizarán un programa turístico completo que incluye una panorámica de la isla, con visitas a los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote; y accesos a restaurantes, excursiones, uso de transporte público y privado.