Me alojé con mi pareja y mi hija de 2 años en Mayo. 

La habitación era super cómoda y estaba limpia. 

Tienen varias piscinas con diferentes ambientes, la de niños es estupenda, tiene una zona amplia con poca profundidad, y otra con un barco que a mi hija le encantó. 

La comida estaba muy buena y bastante variada, especialmente el desayuno y la cena. 

Comenté en la reserva que era mi cumpleaños y al llegar de la piscina la primera tarde, me encontré con una sorpresa en la habitación ❤️

Volveremos seguro!